Javier Guzmán


Javier Guzmán, más conocido como “Pinino” Guzmán para los que habitaban la USM de mediados de los 70s, es uno de los ilustres sansanos que recién egresados de ingenieros emigraron a los lejanos Países Árabes contratados por la empresa Schlumberger, a principios de los 80s. Originario de la ciudad de Collipulli, Pinino es en realidad el auténtico "Sansano Alrededor del Mundo", ha vivido y trabajado en casi 20 paises; hoy reside en EEUU.

 

El siguiente es el relato de “Pinino” de lo que ha sido su vida después de la USM.

 


 

El año 1973 es sin duda uno que quedó grabado en la mente de todos los Sansanos que ingresamos ese año, quizás más por la nueva etapa en nuestras vidas que por los acontecimientos que se vivieron ese año. Sin duda que mi vida cambió radicalmente en ese momento, pero jamás en ese tiempo imaginé por el camino que la decisión de ingresar a la Universidad Técnica Federico Santa María me llevaría.

 

Egresé en el año 78 y me gradué de Ingeniero Civil Eléctrico en el 79. Desgraciadamente para el momento que me correspondía recibir mi título en el Aula Magna, yo ya me encontraba recorriendo ese camino inesperado e insospechado del que acabo de mencionar. Mi hermana tuvo el privilegio de recibir el título en mi ausencia.

 

Mi primer trabajo apareció en el Mercurio, cuya lectura se había hecho ritual todos los domingos buscando alguna “pega” en los clasificados durante el año 79. Un día apareció un anuncio de una compañía internacional basada en Argentina solicitando ingenieros jóvenes, que hablaran inglés y con disponibilidad de viajar. Vale la pena aclarar que  yo apenas balbuceaba la lengua de Shakespeare, pero con probar no se pierde nada pensé en ese momento. Respondí al anuncio y al poco tiempo llegó una carta de dicha compañía solicitando una entrevista en Santiago con todos los gastos pagado, menos mal porque en ese momento yo estaba en Collipulli (IX Región provincia de Malleco) en casa de mis padres sin mucho en el bolsillo. La entrevista fue más aparatosa de lo que hubiera anticipado y éramos alrededor de 50, entre ellos dos Sansanos más, Lucho Irazoqui y Marcelo Pino. Hubo un examen y quedamos seleccionados 3, que el lector adivine quienes fueron los elegidos: los 3 Sansanos. Desafortunadamente sólo yo decidí aceptar la oferta de Schlumberger (servicios petroleros) y fui enviado a Punta Arenas para una semana introductoria. Allí se descubrió mi fraude con respecto a mis habilidades lingüísticas,  en ese momento pensé que hasta aquí me había llegado la suerte, pero no, en vez de enviarme de vuelta a mi casa me enviaron a Inglaterra a un curso intensivo de Inglés, de ahí a otro curso, también intensivo, en Livingston (cerca de Edimburgo, Escocia) para aprender las artes de prospección petrolera (well logging). Mi primera asignación fué en Lerwick, Islas Shetland. Para quien no las conoce, son el territorio más nórdico del Reino Unido (que yo sepa) y como se podrá sospechar uno de los más helados. Son islas prácticamente desprovistas de árboles y son famosas por sus ovejas de lana, los caballos enanos (ponnies) y sus perros ovejeros (shelties). Los pozos petroleros se encuentran en el medio del mar de Norte, de manera que una buena parte de mi tiempo lo pasaba a bordo de estas gigantescas instalaciones rodeado por un mar furioso. Y como los Sansanos somos muy pata de perro, allí en Lerwick me encontré con Rafael Bascur, de la generación egresada en el 78.

 

Después de 3 años y varios lamentos, me enviaron a Italia (Ravenna) por otros 3 años al cabo de los cuáles sería enviado a Venezuela donde mi vida tomaría otro giro inesperado, allí conocí a la que ha sido mi mujer por 21 años y madre de mis dos hijos. A partir de este punto los traslados se suceden con mucha frecuencia y arrastré la familia a Argentina, Colombia, Francia, EEUU y Venezuela nuevamente.

 

Durante los últimos años me involucré mucho en transmisiones de datos, sistemas satelitales, redes etc. En el año 93 dejé mi trabajo para ingresar a OMNES, una sociedad entre Schlumberger y Cable & Wireless como ingeniero de proyectos de comunicaciones. En el año 97 acepté una oferta de un carrier en Houston, CapRock, posteriormente trabajé para ECI Telecom (una cia Israelita), inicialmente en Houston y después fui trasladado a Florida (Weston) el 2002 donde vivo hasta el día de hoy. Después de ECI trabajé para Veraz (resultado de una fusión de ECI) y desde hace un año trabajo para Data Connection una corporación británica que desarrolla y produce sistemas de telefonía de nueva generación. Como latino siempre me ha tocado cubrir Latinoamérica y creo que ya me quedan pocos países por conocer, desgraciadamente mi trabajo me ha llevado pocas veces a Chile, pero como buen Chileno que no olvida sus raíces siempre me las arreglo para dar una vuelta por esos lados a visitar la familia viejos amigos y disfrutar de los buenos mostos chilenos.

 

La vida en el sur de la Florida tiene un sabor muy latino y bastante tropical, con  mi esposa y mis dos hijos, una niña de 20 y el varón de 15. La vida transcurre a un paso relativamente intenso, especialmente cuando se tienen adolescentes en casa. La temporada de huracanes pude ser interesante y estresante.

 

¿El futuro? Quien sabe….todo dependa donde nos retiremos y eso depende de lo que el futuro tenga reservado para nosotros.

 

 

 

BIENVENIDO PININO !!!!