Dos Sansanos en China


Leopoldo (Polo) Tello Y Sergio Pizarro son dos Sansanos Ingenieros Civiles Mecánicos graduados de la USM en el 2000. Trabajan y viven en la ciudad de Ningbo, provincia de Zheijang. Ambos trabajan para la empresa chilena Mosaico, que tiene su Casa Matriz en Chile, y su planta de manufactura en China.  Sergio lleva en esa zona 1.5 años y Polo 0.5 años. En este pequeño articulo hemos querido destacar a estos sansanos que en tan lejanas tierras nos representan en forma ejemplar. Los siguientes son comentarios y fotos que nos han enviado desde Ningbo.

 

 

Sergio Pizarro a la izquierda, y Leopoldo Tello a la derecha en el puerto de Guangzhou


 

La zona de Ningbo, ubicada a unos 160 km al sur de Shangai es una de las zonas más industrializadas de China. El puerto de Beilun, que es donde Mosaico tiene su planta, es también uno de los principales del país, y le ha dado a esta zona un impulso enorme al desarrollo económico. La industria de plásticos, moldes, productos fundidos, partes de automóviles, textil entre otros, forman el principal motor de la economía de la ciudad. La ciudad de Ningbo tiene unos 1.8M de habitantes y el distrito completo de Ningbo que incluye algunas otras ciudades, tiene mas de 7M de habitantes en total. Si bien Ningbo no es tan espectacular ni cosmopolita como Shangai o Guangzhou (Canton), es una ciudad que permite una calidad de vida bastante cómoda. La ciudad es limpia, ordenada, y extremadamente segura.

 

Vista de la ciudad de Ningbo 


Sergio es actualmente Industrial Manager (a cargo de Calidad e Ingeniería, especificación de productos), y Polo se desempeña como Jefe de Desarrollo (para el mercado chileno e internacional, que incluye Colombia, Costa Rica, México, Perú). Sergio viene del rubro de montaje industrial donde se desempeñó en varios proyectos a lo largo de Chile con la firma alemana DSD, que forma parte del grupo MAN. “Haber llegado a China, con 28 años, y con la obligación de sistematizar y liderar toda el área técnica de la empresa, significó un desafío enorme. Sin embargo, encontré el apoyo de excelentes profesionales tanto chinos como chilenos, con los cuales construimos un Depto. que ya cuenta con 60 personas entre ingenieros, inspectores, supervisores y dibujantes. El conocimiento y experiencia que he podido adquirir en China, que posee una “cultura manufacturera” mucho más avanzada que nuestro país, es invaluable. En lo personal, el encarar una cultura tan diferente en todos los aspectos, donde el comunicativo es quizás el más complicado (que por cierto, va más allá de la barrera idiomática), hace cultivar una serie de virtudes humanas como la tolerancia, el entendimiento, la paciencia y el respeto por otras culturas.” En el caso de Polo su experiencia laboral en Chile estuvo ligada a la minería, específicamente en Anglo American Chile, en mantención mina y planta, además de haber trabajado en Finning (distribuidor de Caterpillar) como Ingeniero de Planificación.

 

Nos dicen: “el estar en China nos ha convertido por primera vez en administrar personas, lo cual, sumado a las diferencia culturales, ha hecho de esta experiencia un crecimiento personal, profesional y laboral muy importante. Pequeños detalles que para nosotros, los occidentales, no deberían ser mayor problema, aquí en China son tratados de otra manera. El área en que trabajamos esta en crecimiento y el trabajo les permite estar tanto en oficina como en terreno, que es donde todo pasa y uno puede ver de todo lo imaginable".

 

Sergio y Leopoldo junto a trabajadores de la planta Mosaico y sus familias celebrando Año Nuevo Chino