Don Guillermo Feick L.

Don Guillermo Feick, es recordado por sus alumnos sansanos eléctricos y electrónicos con mucho cariño por su dedicación a la Universidad Santa María. El siguiente es un resumen de su larga carrera que fue preparado con datos biográficos publicados por la USM, complementado con anécdotas enviadas por el Prof. Sergio Olavarría, y fotos enviadas por su hijo el Prof. Rodolfo Feick.

 

 

 

 


Don Guillermo nació en Düsseldorf, Alemania, en 1903, cursó estudios superiores en la Universidad Técnica de Berlín y trabajó para empresas alemanas. Fue parte de un grupo de profesores alemanes contratados en 1937 poco después que Don Francisco Cereceda fuera nombrado rector y que constituyeron la base de la enseñanza de Ingeniería en la USM. Junto con el Tio Feick, como es recordado por sus alumnos sansanos, ingresaron como académicos entre otros, Don Heriberto Appel (profesor de Química Orgánica), Don Julio Hirschmann (profesor de Mecánica y Termodinámica), Don Carlos Strutz (profesor de Gimnasia, cuya labor fue continuada en 1950 el legendario Kurt Schmidt). Esta lista se complementaría en 1939 con la contratación de Don Roberto Frucht, recordado profesor de Matemáticas. La siguiente foto (ca. 1940) muestra a Don Guillermo (de pié, segundo de derecha a izquierda) con otros profesores de la USM juntos al entonces rector Fco. Cereceda y al primer rector Carlos Laudien (ambos sentados en primera fila, 4to y 5to de izquierda a derecha).

 

 


 

Se desempeñó en la USM durante 60 años, siendo profesor de Electricidad y luego de Electrónica, decano de la Facultad de Electrotecnia, y también Rector Provisional en 1968. En 1943 obtuvo la nacionalidad chilena; y en 1970, fue nombrado profesor benemérito. A Don Guillermo le tocó ser rector durante la época de cambios y reformas causadas por el paro y la toma de la USM en 1967 y la renuncia del rector Ceruti a comienzos de 1968.

 

Don Guillermo fue el impulsor, junto al profesor Esteban Azpiri de la especialidad de Telecomunicaciones. Fue profesor de Antenas y Propagación, ramo que se cursa después de Electromagnetismo. Después de haber pasado por la enseñanza teórica de las leyes de Maxwell, era entonces el Tío Feick el primer ingeniero que conocíamos en la carrera. Y quien más ingeniero que Don Guillermo, que fue pionero en poner al aire la radio de la USM que 1937 fue la primera radioemisora universitaria de Latinoamérica. Don Guillermo trajo e instaló para la radio USM el primer transmisor de FM-Estéreo en la V región, sólo la Radio El Conquistador en Santiago transmitía estéreo en esa época. Nos dice Sergio Olavarría, alumno suyo durante la época de rector provisional y hoy Profesor del Depto. de Electrónica,  “Trabajamos juntos en la instalación y puesta en servicio del nuevo transmisor de AM, que en 1974 era la más novedosa tecnología de la época; este fue el primer transmisor de AM en Chile que no tenía transformador de modulación, lo que se hacía por Ancho de Pulsos.  Durante la misma puesta en marcha me desafió - y lo logramos – a utilizar el mástil radiante para que a la vez sirviese como soportante para la antena de enlace.  Ignoro si alguien más lo ha hecho en Chile.  Los ajustes se realizaron con instrumental al pié de la antena, y con un antenero moviendo el cortocircuito aproximadamente a 50 metros de altura, siguiendo las instrucciones a grito pelado.”

 

El Tío Feick es también recordado por su puntualidad, y siempre pedía los horarios más tempranos para sus clases (8AM). Nunca nadie pudo ganarle a llegar antes a la sala de clases, pues siempre ya estaba ahí o en su oficina. Nos dice Sergio “viniendo yo desde Quilpué, un tren me dejaba en la entrada de la USM a las 07:40.  Ya que yo ya estaba en la sala, él comenzaba la clase a las 07:40, sólo para mi, saludando con su recordado "Buenas Noches" a mis compañeros que llegaban luego... por supuesto no era yo el más simpático del curso.  A las 07:55 suspendía momentáneamente la clase y se iba a la puerta del Edificio Principal a saludar con el mismo "Buenas Noches" a los funcionarios que llegaban jadeando después de los 111 peldaños desde la Av. España.  A las 08:10 reanudaba la clase, no sin antes "retarme" porque yo estaba fumando en el pasillo”. Los que llegábamos atrasados a sus clases recordaremos su clásico “No corra, Ambrosoli hay en todas partes”, que con su acento alemán y su indómita cabellera resultaba aún más chistoso.

 

Luego de 60 años como académico de la Universidad, Don Guillermo Feick falleció en 1997, el mismo año en que fue reconocido por el plantel en virtud de seis décadas de trabajo en la USM. La beca Guillermo Feick tuvo su origen en la donación que Don Guilermo hiciera en 1997, y ha sido mantenida desde entonces por su familia y ha beneficiado a múltiples estudiantes del Departamento de Electrónica.

 


 

Hector (Pato) Corrales, Abril 2007